Muy personal


No decimos que las cosas sean más delirantes que siempre. El tema, ya se sabe, es que ahora nos enteramos de casi todo. Oímos grabaciones, grandes vídeos. Y las emociones de los protagonistas nos llegan sin filtro. Aquí, por ejemplo, ya es es es es es es es posible los tacos: cada vez más presidentes llaman hijo de puta y otros presidentes. Esta semana ha sido el norteamericano. Es un tema y una extensión. La Actualidad nos lanza personajes de novela con las pasiones desbocadas; Todo resulta ser personal. Encapuchado con chubasquero que hemos visto corretear por la bodega, tirando vino por tierra, parece que desparrama la historia de una venganza de 2,5 millones de euros. Igual se le fue la mano. Ese momento en que un chorro de vino le da en la cabeza y pierde un poco el equilibrio no da buena imagen vandálica. Se diría que lo van a pilar de un momento a otro. En la cola de la panadería.

Seguir leyendo…

You may also like...