qué hay detrás del reemplazo del ministro de Defensa de Zelenski

La Ucrania de Volodimir Zelenski se defiende de la invasión rusa y a la vez parece querer limpiar parte de la corrupción oligárquica que durante décadas ha dominado los resortes de la Administración. El presidente ucraniano destituyó este domingo a su ministro de Defensa, Oleksy Reznikov, quien había dirigido la defensa del país desde el inicio de la guerra. La caída de Reznikov, que no ha sido acusado personalmente de ningún caso de corrupción pero sí de tapar casos de subordinados, tapa una caída más importante.

El sábado la Justicia ucraniano procesó a Igor Kolomoisky, el multimillonario oligarca que lanzó la carrera política de Zelenski. Se le acusa de fraude, corrupción y blanqueo de capitales.

Zelenski no quiso relacionar la destitución de Reznikov con la corrupción. Este domingo dijo que “el Ministerio necesita nuevos enfoques y nuevos modos de interacción con las Fuerzas Armadas tanto como con la sociedad civil en sentido amplio”. Zelenski había anunciado la destitución de Reznikov en su cuenta de Telegram.

El ministro de Defensa ahora destituido estaba en la cuerda floja desde hace semanas tras otro caso de corrupción que le pasaba demasiado cerca. Esta vez sobre la ropa de invierno que se había comprado para los soldados. En los últimos meses subalternos suyos habían sido acusados de pagar comisiones por importaciones de munición, de alimentos y de material médico militar. Reznikov siempre protegió a sus subordinados y terminó por caer. La prensa ucraniana asegura que irá de embajador a Londres.

El nuevo

El nuevo ministro, si el Parlamento acepta la propuesta de Zelenski, será Roustem Oumerov. Tártaro de Crimea de confesión musulmana (Zelenski es judío), es miembro de un partido opositor que se alió a Zelenski después del inicio de la guerra. Es financiero de profesión y no tiene ninguna experiencia con políticas de Defensa.

Pero la destitución de Reznikov y el nombramiento de Oumerov tapan una caída mucho más importante, la de Kolomoisky. Hace dos meses tuvo que sentarse ante un juez para responder por las acusaciones que ahora le llevan a ser procesado, pero entonces nadie creía que la Justicia se atrevería con un personaje que estuvo en el origen de la campaña política del presidente. Pudo librarse de la prisión preventiva pagando 12,5 millones de euros de fianza pero se negó a hacerlo y entró en prisión el mismo sábado.

Kolomoisky fue durante años uno de los oligarcas más importantes en el mundo político ucraniano. Parapetado tras su fortuna multimillonaria creada a partir de un imperio empresarial de medios de comunicación, empresas petroleras y fábricas metalúrgicas, todas dependientes del banco ‘Privat’, se dedicó a financiar a partidos y personajes políticos.

la destitución de Reznikov y el nombramiento de Oumerov tapan una caída mucho más importante, la de Kolomoisky. Foto EFE

Zelenski le debe los inicios de su popularidad porque fue “1+1”, canal de televisión propiedad del oligarca y uno de los más importantes del país, el que lanzó al estrellato al Zelenski comediante y humorista. A finales de la década pasada, el ahora presidente protagonizó una serie de televisión en la que hacía precisamente de presidente de Ucrania. Poco después, en 2019, ganó las presidenciales.

Kolomoisky empezó a ser molesto en 2021, cuando Estados Unidos le incluyó en uno de sus regímenes de sanciones por corrupción y blanqueo de capitales.

Desde entonces Ucrania legisló para limitar el poder de los oligarcas en la política, limitándoles sobre todo la capacidad de controlar medios de comunicación. Ucrania debe mostrar a Estados Unidos y, ahora sobre todo a la Unión Europea, que está luchando contra la corrupción si quiere que la Comisión Europea recomiende este otoño a los gobiernos de los 27 la apertura de negociaciones de adhesión del país a la Unión Europea. De abrirse, ese proceso podría durar años.

You may also like...