Senegal vuelve a arrestar a un popular líder opositor y disuelve su partido

Las autoridades de Senegal han arrestado al popular líder opositor y candidato presidencial Ousmane Sonko, y han disuelto su partido político, PASTEF (Patriotas Africanos de Senegal por el Trabajo, la Ética y la Fraternidad) , lo que ha provocado nuevas protestas en las calles del país africano.



¿Sabías que nos la jugamos en Senegal?

Más

Dos personas han muerto en las manifestaciones en contra de la detención de Sonko el pasado viernes y, según ha informado el Ministerio del Interior senegalés, sus cuerpos fueron hallados este lunes en Ziguinchor, urbe clave del sur de Senegal de la que Sonko es alcalde.

En un comunicado, citado por la Agencia EFE, el ministro del Interior, Antoine Félix Abdoulaye Diome, ha pedido a la población mantener la calma y la serenidad, y ha asegurado que se están tomando todas las medidas para preservar la paz en el país africano, sacudido por protestas antigubernamentales desde hace meses.

Para evitar una nueva ola de contestación en las calles, el Gobierno ha suspendido el servicio de internet móvil, alegando que se estaban transmitiendo “mensajes de odio y subversivos en las redes sociales”, tal y como informa la agencia AP. El pasado mes de junio había tomado la misma medida en medio de fuertes protestas.

Sonko fue arrestado el pasado viernes imputado con varios nuevos cargos, que incluyen “llamar a la insurrección” y “conspirar contra el Estado”, y el juez dictaminó prisión preventiva para el opositor este lunes. Pocas horas después, el Gobierno anunció la disolución de su formación política porque “ha llamado frecuentemente a sus simpatizantes a participar en movimientos insurreccionales”.

Persecución judicial

Esta es la primera vez que las autoridades de Senegal prohíben un partido político desde que el país se independizó de Francia en 1960. Pero un portavoz de PASTEF ha afirmado que van a “atacar” esa decisión y que “el pueblo senegalés resistirá”, según la agencia Reuters.

Desde el arresto de Sonko, se han desatado altercados en la capital, Dakar, y en otras ciudades del país entre las fuerzas de seguridad y jóvenes, que apoyan mayoritariamente al opositor por su discurso “antisistema” y sus críticas a la mala gobernanza, la corrupción y el neocolonialismo francés.

Los manifestantes han quemado neumáticos, levantado barricadas y bloqueado carreteras, mientras la policía ha respondido con gases lacrimógenos y han tratado de reprimir las protestas.

En la última ola de manifestaciones violentas, el pasado mes de junio, fallecieron al menos 16 senegaleses, según el Gobierno, una cifra que la ONG Amnistía Internacional eleva a 23. Las protestas se desataron en ese momento por la condena a dos años de prisión contra Sonko por un delito de “corrupción de la juventud” (abuso de jóvenes de entre 18 y 21 años, según el Código Penal senegalés).

Además, en el mes de marzo fue condenado a dos meses de prisión suspendida, tras ser demandado por el ministro de Turismo del país, Mame Mbaye Niang, quien le acusó de difamación por haberle responsabilizado de la mala gestión de 44 millones de euros. 

El popular opositor ha denunciado la “instrumentalización” de la Justicia por parte del presidente senegalés, Macky Sall, para impedirle concurrir en los próximos comicios, previstos para 2024. Sonko fue el tercero más votado en las últimas elecciones y PASTEF es uno de los principales partidos del país.

Incluso el ex primer ministro de Senegal, Aminata Touré, calificó la disolución de la formación política como un “retroceso sin precedentes” en la historia del país del África occidental.

You may also like...